El alcalde de Nules se salta la ley e incumple la regla de gasto al desembolsar 1,2 millones de euros más de los permitidos por Hacienda

El informe de Intervención revela un incremento del 15% del gasto computable entre 2016 y 2017, y sitúa la deuda viva del municipio en 1.638.256,90 euros

Nules, 12 de marzo de 2018: El área de Intervención del Ayuntamiento de Nules ha elevado un informe al Ministerio de Hacienda y Función Pública que acredita que el alcalde de la localidad, David García, se saltó la regla de gasto el pasado año. El documento explica que el gasto computable entre 2016 y 2017 registró un incremento del 15%, es decir, 1.232.580,34 euros más del límite permitido.

El documento, suscrito por el primer edil el pasado 9 de febrero, forma parte del expediente de liquidación del ejercicio 2017 y en él se constata “que al alcalde y sus socios no les importa saltarse la ley si con ello se garantizan financiación para sus caprichos y el protagonismo debido para cada uno de ellos”, han señalado fuentes del Grupo Municipal del Partido Popular en Nules.

Tal y como revela el documento, el límite de la regla de gasto estaba situado en 9.700.770,44 euros, si bien finalmente el gasto ha sido de 10.933.350,8 euros. “Es decir, ha habido un desembolso por encima de lo permitido de más de 1,2 millones de euros”. Una circunstancia que ha llevado a Intervención a advertir que se gasta por encima del techo fijado por la Ley de Estabilidad Presupuestaria, que impide a las administraciones aumentar el gasto público más allá de una tasa de referencia basada en el crecimiento de la economía española.

En Nules, “el alcalde se pone por montera la ley, como ya nos tiene acostumbrados, y somete a la hacienda local a un incumplimiento del marco normativo por su deseo y el de sus socios de salir en la foto”. “No importa malgastar, porque lo paga el vecino, al que supuestamente estas formaciones políticas venían a rescatar”.

Así, mientras la deuda viva del municipio se sitúa en 1.638.256,90 euros, en Nules “quien nos gobierna se dedica a malgastar en bancos de ADN de excrementos de perro, talar árboles antes que trasplantarlos, ejecutar obras sin licencias ni permisos o cerrar servicios que eran de gran utilidad, como es el caso del tanatorio municipal”.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Necesitas contactar?